¿Por qué no recordamos dónde dejamos las llaves?

Nos ha pasado a todos. Ir a coger las llaves y no recordar dónde las hemos dejado. Sucede muy a menudo con objetos cotidianos: llaves, teléfono, gafas… Estos fallos de memoria son comunes en cualquier edad y el motivo de por qué sucede tiene una respuesta científica.

Según un estudio realizado en Alemania, el 75% de las personas encuestadas en relación a estos olvidos tenían una variación en el gen receptor de dopamina D2. Este hecho hizo que los investigadores relacionaran directamente los olvidos con motivos genéticos.

Otra teoría afirma que existe una ruptura en la interfase entre la atención y la memoria. Esta ruptura se puede dar en dos momentos: cuando no logramos activar nuestra memoria para codificar lo que estamos haciendo -por ejemplo dónde dejamos las llaves o el móvil- o cuando tratamos de acceder a ese recuerdo.

Cuando codificamos una memoria, la parte central del cerebro involucrada en esta función realiza una especie de fotografía mental que se guarda en las neuronas, para posteriormente ser activada con un estímulo o clave.

El problema aparece cuando  el estado mental cuando tratamos de acceder a esta información es distinto al estado mental durante la codificación.  Así, a veces ayuda a recordar el intentar reconstruir el estado  del momento de la codificación, por ejemplo, recordando qué estábamos haciendo en ese momento, a dónde íbamos o en lugar donde nos encontrábamos.

Ahora ya conoces por qué se nos olvidan las cosas. Aunque en algunos casos es inevitable, existen algunas técnicas para fomentar el recuerdo, como dejar los objetos en el mismo lugar, o en algún lugar lógico o  decir en voz alta la acción a codificar “Estoy dejando las llaves en el primer cajón” para ayudar acceder a la información posteriormente.

 

Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.