Las llaves también tienen su historia

La llave nos acompaña a todas partes en nuestro día a día, y así ha sido desde hace muchos siglos, para poder mantener el hogar seguro y poder acceder a él cuando se vuelve. Se dice que las llaves más rudimentarias empezaron en el siglo VIII a. C. ¿Qué había antes?

Al principio, cuando ya existían las puertas éstas se ataban con unos nudos fuertes. Luego los nudos se encajaban de tal manera que solo se podía abrir con una palanca, era la denominada cerradura egipcia. Se dice que uno de los mecanismos más complejos y antiguos se dio en Siria, en el sigo VIII a. C. donde había una llave de 1,2 metros. Esta llave tan enorme tenía una especie de dientes que conectaban con la puerta y conseguían abrirla pero ¿Quién iba a llevar eso en el bolsillo?

Contrasta mucho la historia de las llaves con la actualidad, donde cada vez son más pequeñas o incluso inexistentes, pues se está intentando que se pueda acceder mediante huellas dactilares, contraseñas, teléfonos móviles…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.