Engrasar: un paso para alargar la vida de tu cerradura

Las cerraduras del hogar son elementos que sufren por su uso diario, por lo que es necesario tener un correcto mantenimiento para que se encuentren en buen estado.

Uno de los principales problemas son los atascos que se producen en  las cerraduras, debido a que no se encuentran bien engrasadas. Para que el bombín de un cerrojo gire correctamente hay tener en cuenta que un buen engrase será fundamental para su perfecto funcionamiento.

Para engrasar, lo más recomendado es utilizar el grafito en polvo, un lubricante de color gris oscuro y brillo metálico, muy adecuado para estos casos. Normalmente el producto se presenta en recipientes con una boquilla alargada para facilitar la utilización de éste.

Como remedio casero, se puede utilizar un lápiz. Se frota la mina del lápiz, que también es grafito, a lo largo de toda la llave. Tras esto, se introduce la llave en la cerradura y se dan varios giros para que el grafito penetre en ella. Es una buena alternativa para mantener las cerraduras a un bajo coste.

Otros productos que se pueden utilizar son los típicos como el spray especializados para engrasar, perfecto para estas funciones y que se puede encontrar fácilmente en cualquier tienda de bricolaje o ferreterías. O  el aceite de vaselina o grasa especial para cerrojos. El problema es que para aplicar estos últimos lubricantes hay que ser algo más experto en la materia ya que conlleva el desmontaje de la cerradura.

Fuente: Tucerradura

Fuente: Tucerradura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.